Ruth Pérez Villegas

Ruth Pérez Villegas enseña desde hace 31 años en la Facultad de Medicina de la Universidad de Concepción, experiencia que ella define como enriquecedora: “Llevo tres décadas formando profesionales matronas, aportando con nuevas metodologías de aprendizaje y en el proceso formativo clínico. De hecho, durante muchos años enseñé a atender partos y mis ex alumnas me recuerdan siempre, porque estuve ahí en su primera vez atendiendo uno”, detalla.

Pérez, quien además es magíster en Educación, afirma que con el avanzar de los años aprendió a vincularse con otros académicos, más allá de su propia facultad. “Eso me ha permitido participar en actividades gremiales y en cualquier iniciativa que permita compartir ideales, opiniones, pensamientos”, agrega.

Su larga trayectoria en la UdeC le ha permito ver cómo se ha desarrollado la universidad, desarrollo que siente que se ha logrado “principalmente, por el aporte de los académicos, los funcionarios y los estudiantes. Cuando yo ingresé a la universidad todavía estabamos en Dictadura, luego vino el regreso a una rectoría en democracia con Don Augusto Parra en 1990 y, en fin, he visto la proyección de una universidad; cómo va creciendo y enfrentando los desafíos que se presentan, especialmente en este siglo XXI”, señala.

La también directora de Educación Continua de la Facultad Medicina, relata que ha apoyado a Carlos Saavedra desde la candidatura anterior, desde que asumió el desafío: “Yo espero que nuestra universidad no le siga dando la espalda a nuestra región y que estemos con la comunidad, porque así era en sus orígenes; la UdeC le pertenece a la región del Biobío y últimamente creo que hemos estado al debe”.

Ruth Pérez afirma que han pasado frente a los ojos de la academia distintas problemáticas “y como universidad hemos estado muy al margen, cuando deberíamos haber apostado por presentar modelos de cambios y así aportar a la calidad de vida de las personas. Tenemos las capacidades, estamos todos comprometidos por una mejor región y país, pero aun así hemos estado fuera del debate político nacional. El problema es que estamos muy ensimismados los académicos en nuestros propios desarrollos, cuando en realidad se hace necesaria una gran mirada”, señala.

Otro problema que detecta, es que a pesar de que se habla de una comunidad universitaria, en la UdeC esta es en realidad “una comunidad centrada en lo académico y no una que mire y comparta a nivel triestamental. Creo que nos hemos parapetado en nuestros estatutos, como si fuera un marco normativo inamovible; aunque se han logrado cambios en otras temáticas, sin embargo, todo lo que tenga que ver con participación o transparencia no hemos sido capaces de llevarlos a cabo”, explica. Por eso tiene fe en la campaña: “creo que con Carlos vamos a tener la capacidad de tener una universidad que de verdad responda al espíritu fundacional, una universidad laica, pluralista y democrática, abierta a la comunidad. Eso ha estado bien en lo escrito, pero no necesariamente lo hemos puesto en práctica”, puntualiza.

De todo el programa de campaña, para ella, la equidad de género es fundamental. “Vengo de una carrera eminentemente femenina, tanto en el cuerpo estudiantil y como académico, y veo todas las dificultades que tenemos para generar y que se acogan nuestras propuestas, para llegar a las etapas en las que se toman las decisiones y para poner ese elemento que, como mujeres, podemos aportar a cualquier nueva idea o proyecto. Esta es una universidad muy masculinizada tanto en la forma de gestionarse, como en la forma de relacionarse y de discutir las ideas. Y también creo que faltan elementos para ser más inclusivos, comprensivos y acogedores, creo que hay que enfrentar los propios errores y no taparlos bajo la alfombra”, indica.

Por eso, hace un llamado a votar por este proyecto colectivo: “Necesitamos una rectoría en la que podamos estar todos y todas. Una rectoría en la que podamos respetarnos en la diferencia, en nuestras riquezas y debilidades, reconocer nuestras debilidades, pero no destruirnos por eso. Principalmente, acoger miradas, que al principio nos parecen muy diferentes a las nuestras, pero que en el diálogo y en el encuentro con el otro se van acortando estas diferencias. También, necesitamos un rector más presente, que camine por las calles de la universidad, que visite como un par más a las facultades y que no llegue solamente cuando vayan a haber elecciones. Un rector de todos y para todos, con espacio para escuchar a todos. Yo creo que eso encarna Carlos”, concluye.

Al hablar de la UdeC a futuro, señala que “me gustaría que fuera una universidad realmente gravitante en el desarrollo del país. Que sea reconocida en Latinoamérica y el mundo, que permita el desarrollo de muchas disciplinas. Y donde sus trabajadores se sientan plenamente vinculados. Además, creo que es importante acoger a los estudiantes y dejarlos crecer, que nos muestren aquellos que no vemos. Me gusta pensar que siempre van a ser ellos quienes nos interpelen: ellos son el futuro y tenemos la oportunidad de tenerlos junto a nosotros”, finaliza.

« Oct 2018 » loading...
L M X J V S D
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
2
3
4